Hijo del desengaño

El corazón me palpitaba desbocado, abrí la puerta a trompicones y literalmente arranqué el primer cajón de la cómoda y me puse a revolverlo como un loco. “¡¡Puta Mierda!! Deberían estar aquí”. Necesitaba encontrarlos como fuese, la urgencia era infinita. Aún perlaban mi frente las gotas del sudor de la pasión entremezcladas con las del desamparo.

“¡Joder, joder, joder! Si no los encuentro me va a matar”. Sabía que no podían andar lejos, me conozco, yo no pierdo esas cosas, además no son precisamente pequeñas. Tras media hora buscando desesperadamente, con el cuerpo ya empapado por el esfuerzo y el estrés, me conminé a calmarme y pensar. “¿Dónde las vi por última vez?... Ah, sí, claro…”. Recordé.

>>La última vez que la vi las tenía ella, enredadas en ese fino cabello dorado, apretadas contra sus bien torneados y firmes pechos. Sus ojos, encerrados entre dos muros de pestañas me traspasaban. Sus labios dejaban escapar en susurros promesas de agónico placer, de endulzada muerte. Su faz angelical proclamaba que ser expulsado del cielo no augura un futuro decadente. Sus curvas… ¡Ay!, sus curvas…

>>Aquella noche a su lado todo era extraño, todo desconocido, no recordaba quien era, no recordaba donde estaba ni donde debía estar. El sonido de sus besos acallaba voces ajenas, la nube donde caímos lo envolvió todo, lo hizo desaparecer en la inmensidad de la nada. Sólo quedó ella, la criatura más hermosa nacida bajo el sol de la noche.

“Bendita ignorancia”.

>>La luz volvió, y la nube se disipaba para ir transformándose en un yermo colchón. Empezaba a entrever donde estaba, empezaba a saber quien era y donde debía estar. Nuestras miradas se volvieron a cruzar, seguía siendo la más hermosa, sin duda, pero esta vez en el fondo de sus iris de súcubo yo veía el fuego del infierno, el fuego de la traición, el fuego de la prometida y endulzada muerte. Raudo cogí mis pertrechos y huí del lugar cual alma que lleva el diablo, nunca mejor dicho…

“¡Claro!, ahí está lo que busco”. Temeroso, bajé la mirada al suelo. Cierto, hay estaban todas las cosas que necesitaba. Mi ego, mi autosuficiencia, mi conciencia, moral y principios. ¡¡Mi honor!! Todas ellas en el suelo, pisoteadas por mi mismo tras buscarlas desesperadamente. Inservibles. Inútiles.

Sé a ciencia cierta que se acabarán recuperando, pero el proceso será largo y doloroso.
Sé también, que la tristeza de dos ojos al mirarme, me hará bajar la cabeza y no me permitirá olvidar aquella aciaga noche. Nunca jamás.

Lástima que no me leas, en cualquier caso, créeme, lo siento con toda mi sucia y despreciable alma, V.

16 comentarios:

X dijo...

¿Y los condones?

El mundo está lleno de súcubos.

Markesa Merteuil dijo...

Nunca lo sientas.

xenia dijo...

Como ya te dije... el tiempo todo lo cura, ánimo súper Yyrkoon!! No te fustigues!!

Un besazo.

Yyrkoon dijo...

X, ese es el problema, con tanto súcubo como hay y yo tenía que elegir justamente ese...

Marquesa, supongo que si la historia fuese lo que parece también me arrepentiría, pero habría que verlo, en cualquier caso es lo segundo que parece, no lo primero.

Xenia, nada nuevo bajo el sol.

Markesa Merteuil dijo...

El coment no voló. Nunca llegó... Te recuerdo que tienes mi mail... si te apetece... ;)

Yyrkoon dijo...

¿Tengo tu mail? que sorpresa, y yo sin saberlo xDD

esther dijo...

Vaya, te he enlazado desde lorzagirl y resulta que estoy leyendo un libro ahora mismito en el que aparece un chico que tiene un lobo blanco auargo (o algo así)Menuda casualidad!!!! Parece una premonicion

Yyrkoon dijo...

Bienvenida a esta mi y vuestra humilde morada Esther. Cuando sigas leyendo ya verás que también se hace con el cuervo que lleva mi avatar. Ser John Nieve, de la casa Stark, es lo que tiene. ;)

Markesa Merteuil dijo...

Tal vez te refieras al del post anterior, publicado hoy... ;)

Yyrkoon dijo...

vaya, muy perspicaz xD

Nikaperucita dijo...

... no sé me ocurre nada que decir. Sólo dejarte un abrazote y decirte que mires por donde pisas... :)

Nikaperucita dijo...

Te cambio el "sé" por un "se"... ¬¬
jajaja

Yyrkoon dijo...

Ni tiene que ocurrírsete nada, el temporal está capeado, lamentablemente, como con una botella de litro de whisky, va a dejar una buena resaca.

PD: te acepto el cambio, siempre me gustó la palabra "sé" xDD.

Âme Noire dijo...

Si te molestó lo que puse, no era mi intención ser irónica ni nada por el estilo. Solo quería aclarar eso, y no era un ataque ni mucho menos. Siento que lo hayas tomado así y que hayas contestado con tanta irritación. Pero bueno, si te ofendió el comentario lo siento. Porque no era lo que pretendía.

Âme Noire

Miriam dijo...

"Lástima que no me leas, en cualquier caso, créeme, lo siento con toda mi sucia y despreciable alma, V"

Perdon, sin animo de ser borde, pero, ¿no es demasiado facil pedir perdon a alguien, en un lugar donde sabes que no lo verá nunca?

no se...

Miriam dijo...

FUAS ¡¡jajajajajajajaja!!
Al leer el titulo del post, había entendido: Hijo del Desgreñado.
:___D

ya decía yo, que titulo tan raro :D

PD: ¿por donde coññññ... voy :_( ?