No vi "Dos pájaros de un tiro" pero le daría dos tiros al muy pájaro.

No soy un tío muy de conciertos yo, voy de vez en cuando a alguno, pero poca cosa, en realidad tampoco es que sea un melómano, como parece obvio. Melómano no es un tío que come melón con la mano, ni un amante de los melosos, melómano es un tío al que le chifla la música de Camela, el Fary y Pimpinela. Bueno, pues eso, que quitando a esos dioses de la música barrio bajera que son los "Maniática" y "S.A." nunca antes había repetido grupo en un concierto. Hasta ayer.

Ayer fui a mi segundo concierto de Serrat. La primera vez que le vi sería hace unos cuatro o cinco años. Después de aquella vez pensé que era imposible de superar ese concierto. Me equivoqué, ayer lo superó, de lejos, de muy, muy lejos. La primera vez salí cabreado del concierto, ayer quería matarlo a él, a su perro, a toda su familia y a la foca tetrapléjica que tenía delante con mis propias manos.

Concierto, gira promocional de su último disco, que su padre y el padre de Miguel Hernández que es de quien son todas las letras, conocerán el nombre. Lugar Viveros, veintidós cero cero. Llegamos puntualmente tarde. Una birrica fresca… fresca unos treinta segundos que es lo que tarda en empezar a hervir a las temperaturas a las que nos estamos moviendo este verano. Tras verlo todo hasta la bandera de gente, tomamos una silla de plástico, con más cara que espalda vamos directamente a la cuarta fila de las chopomil que había, cojonudo, para ser los subnormales que se habían comido una cola de cien metros donde no había necesidad de hacerla no lo llevábamos tan mal.

Soy perfectamente conocedor de la amplitud del repertorio del Nano, sé que conozco aproximadamente un cuarenta por ciento de sus canciones (si no menos), pero… "Uy, esta no la conozco"… "Uy, esta tampoco la conozco" repetir mentalmente la frase anterior unas siete veces. De pronto suena "Niño Yuntero", como decimos por mi barrio "gallina en piel", si al final de cada canción la gente aplaudía, con esta el triple de aplausos, gente en pie, gritos rollo concierto de los Beattles lleno de alocadas jovenzuelas histéricas… que debían ser las mismas en los Beattles que ayer con Serrat, pero con cuarenta años más.

Por cierto, curiosamente había más gente joven de la que me esperaba para un concierto del Joan Manuel, o eso o se está relajando mi definición de "gente joven" (lo cual dada mi edad es una posibilidad estadísticamente significativa), pero que estaba muy bien surtido el buffet vamos… aunque creo que buffet lo llaman cuando puedes comer lo que quieras así que la definición está más que muy lejos de hacer honor a su nombre. Lástima. Pero vamos al cocido que me ando por las ramas de Úbeda o algo.

Siguiente canción… no la conozco, siguiente… no la conozco, siguiente… no la conozco, siguiente… adivinad… Así otras tantas veces. "Nanas a la cebolla", precioso tema, pero mi cabreo ya era tal que más que gallina en piel era odio inyectado en los ojos. Hubo aplausos nada más empezó, aplausos a mitad canción, sí, a mitad, aplausos interminables al final. Serrat, hijo de puta, tú que vas por la vida de tío cultivado… ¿no te dice nada eso? Empiezo a pensar que cultivado, sí cultivado, pero como los boniatos de cultivado.

Siguiente… no la conozco, sigu… blablabla. Toca una animadilla cuyo título nunca he sabido, aunque como de casi todas las que conozco me sé la letra de arriba abajo. Aplausos infinitos al principio, aplausos durante TODA la canción, al final lluvia de rosas, gritos, más aplausos, cuando cesan y empieza a caer el silencio se oye sobradamente a algún desalmado "¡¡¡YA ERA PUTA HORA JODER!!!"… anda, si era yo el desalmado ahora que me acuerdo. Si se me oyó donde estaba él, que yo juraría que sí a juzgar por el número de carcajadas, oídos sordos. Siguiente… no la conozco blablabla. FIN DEL CONCIERTO.

Cuarenta y pico pavazos para escuchar el puto nuevo disco de Serrat entero, junto con los cuarenta y pico de la vez anterior en la que hizo exactamente lo mismo, mi mano izquierda habría dado por un buen rifle de perdigones de sal. Llevo escuchando a Serrat desde que tengo uso de razón, y de esto hace por lo menos dos semanas ya, es más, llevo escuchándolo desde antes incluso, desde los cinco o seis años y que no sea antes. Amo sus canciones, amo su música y si no fuera porque quiero despellejarlo con un cuchillo oxidado sin filo y colgarlo boca abajo al sol en mitad de una carretera de Sevilla (de estas fresquitas) para que los cuervos picoteen sus cuencas oculares vacías también lo amaría a él.

Hay que ser hijo de la grandísima cortesana de vida alegre para jugársela así a la gente que te admira. Entiendo de sobra que quiera promocionar su puto nuevo disco. Entiendo que tras toda una vida tocando las mismas canciones esté cansado de tocar esas. Entiendo que como gran artista se puede permitir el lujo de tocar poco más o menos lo que le salga del Nabucodonosor. Joder, entiendo que cuando un cuerpo se sumerge en un fluido experimenta un empuje de abajo hacia arriba igual al peso del volumen del fluido desalojado.

¿No puede tocar una canción "famosa" y otra promocional? ¿una famosa y dos promocionales? No señor, lo único que puede tocar son los cojones. ¿No ve acaso como se divierte la gente cuando toca las canciones antiguas que, al fin y al cabo, es lo que han ido a escuchar, al Serrat que conocen de toda la vida? Me parece de un egoísta subido de tono, de alguien que no se debe a su público y de un bastardo sin corazón. No voy a dejar de oírlo porque sería contraproducente para conmigo mismo, pero vive Iniesta que se lo merece sobradamente.

Me cago en su puta madre,

Tío Yyr.

PD: Me cago en su puta madre.

8 comentarios:

X dijo...

Bah. Lo que tenías que haber hecho era aprenderte su último disco, so tunante. Es como si yo voy a un concierto de La Oreja y solo quiero que canten las de la era Amaia. Pos no. Quiérolo to, unas cuantas de las más famosas, pero el nuevo disco al completo que no falte, hombre de Iniesta.

Kasandra dijo...

Dentro de nada llega el “Street Tour 2010″, que es una alternativa de ocio muy buena. Yo estuve el año pasado y las exhibiciones de skate y de break fueron alucinantes!

http://bit.ly/b8RWcs

Mirad si el tour pasa por vuestra ciudad, porque es muy recomendable!

Anónimo dijo...

Ha Serrat lo llevas escuchando desde que estabas en la tripa de tu madre. No es coña, es verdad.

Anónimo dijo...

Yo también estuve en el concierto y también me encanta Serrat(como a todos los que fuimos allí).
No puedo estar más de acuerdo, fue "un timo" nosotros no ibamos a eso. Si quería hacer un homenaje a Miguel Hernandez que lo avise y que acuda quien quiera, pero fuimos a ver a un Serrat alegre, bromista, y divertido. Y además de no conocer las canciones como dices eran todas lentas, tristonas, de llorar; no hizo ni una sóla broma (como hace siempre él, y cualquier cantante. Convirtió el concierto en un funeral.
Se te ha olvidado comentar que empezó diciendo lo que iba a hacer nada más aparecer en el escenario, pero para entonces ya habiamos pagado y estabamos allí.
Para mi lo más evidente del mosqueo de la gente fue el final del concierto: pidiendo "otra otra" y él que sale y dice que "ya os he dicho que no". No sabíamos si irnos o quedarnos, si aplaudir o silvar. Todos de pie durante 10 minutos sin saber que puñetas iba a hacer. La suerte que tuvo es que todos eran fans incondicionales y no nos atrevimos a silvarle, pero se lo merecia.
Los esperimentos con gaseosa, y los "divismos" que se los guarde.

Yyrkoon dijo...

X, no quiero que toque sólo las viejas, pero tampoco sólo las nuevas, no hay que ser cerril. Un poquito de variedad pido y nada más.

Madre, dos cosas, una, gracias por la aportación, no sabía que llevaba tanto tiempo escuchándolo. Dos, aunque me encanta que la gente sepa que he podido rehacerme del pobre vagaje cultural de mi familia, te recomiendo que antes de poner una "ha" intentes sustituirla por "han", si no funciona, quita la "h", por favor :-)

Anónimo, no se me ha olvidado comentar lo que dijo al principio, aunque sé lo que dijo por que me lo comentaron, he dicho que "llegamos puntualmente tarde", en esa parte no estaba yo, aún así me da igual lo que diga. No le dedique ni un mísero aplauso, y "que no nos atrevimos a silvarle"... mira, no le escupí porque no llegaba. Me encantará todo lo que quieras, pero no se merecía otra cosa. Espero que Sabina no me juegue la misma en septiembre.

Yyrkoon dijo...

Madre de nuevo, quiero que sepas que para que veas que yo soy así de altruista y desprendido, y que te profeso un gran amor he decidido heredar cosas de ti. Así pues, leyendo unos de los infinitos comentarios que suelen poblar mis posts me he dado cuenta que sí he debido obtener algo del familiar Vagaje cultural. Así pues ruego a todos me disculpen en la fe de ratas: Bagaje.

Miriam dijo...

Tampoco es para tanto. Eso es lo hacen todos. Anda que pareces nuevo.

Yyrkoon dijo...

No voy a muchos conciertos... c'est la vie.