Zumos, sartenes y DivX de video

Tras horas y horas de lucha sin piedad, finalmente allí se encontraba él, imponente y peludo, sobre la torre más alta que la vista alcanzaba, rugiendo con coraje infinito a los inicuos aviones que sobre él se cernían amenazantes.
-¿Has fregado ya los platos?
Cara de desconcierto. Pausa. Giro de cabeza.
-Ah, hola, estás aquí, no aún no, ahora mismo voy, que quedan cinco míseros minutos.
Giro de cabeza. Cara de interés. Play.
El regio viento de las alturas golpeaba su rostro para quebrarse en él, débil e indefenso cual Mario Bros en Mortal Kombat. Los malintencionados pilotos y sus acompañantes disparaban sobre el enorme gorila sin piedad. La tensión se podía cortar con cuchillo.
-Por cierto, ¿sabes que hay zumo de naranja de ese de marca blanca?
Pausa. Cara de resignación. Giro de cabeza.
-¿De verdad?, vaya, que bien. Sigo un poquillo con esto, que de verdad que ya no le queda nada.
Giro de cabeza. Cara de interés. Play.
Las balas hienden el viento para alcanzar a morder la sibilina carne, los rugidos de rabia y dolor se extienden hasta más allá del horizonte, la sangre se precipita en chorros hacia el vacío. La belleza rubia mira con ternura a la bestia y, aunque no lo dice, piensa que con el enclenque que la espera abajo no tiene ni para empezar.
-Mira, tenemos una sartén eléctrica.
Cara de asesino en serie. Pausa. Tic nervioso, play, pausa. Giro de cabeza.
-Pues, no, desconocía tal gentileza del destino, que bueno que sea así, es uno de los días más felices de mi vida. ¿Crees que dentro de cuatro minutos seguiremos teniéndola? Pues si eso me la enseñas entonces.
Giro de cabeza. Ubicación del ratón. Giro de cabeza. Mirada inquisitiva con correspondiente evasión de la misma. Tercer giro de cabeza en diez segundos. Cara de santo Job. Play.
Finalmente la bestia se desploma sobre la cumbre, tras dar buena cuenta de un par de artefactos voladores, espira sus últimas bocanadas de claro aire antes de expirar. La rubia lo mira pesarosa recordando que todos los tíos que valen la pena son homosexuales o gorilas de ocho metros de ... ummm, estoooo... altura.
-Pues sí, he quedado con Carmina para patinar esta tarde.
Gruñido. Pausa. Gruñido largo. Cara de Aznar en reunión de las FAES. Espasmo nervioso. Giro de cabeza.
-¡¡Por Dios!!, quieres dejarme ver la película, que hace quince minutos que está acabando. Además el pobre bicho este de mierda lleva ya media hora agonizando, joder, deja que se muera tranquilo.
Giro de cabeza. Bloqueo metal para evitar cualquier sonido o cosa que se desplace fuera de la pantalla del PC. Play.
Requiescat in pace gorililla. Que dura es la vida.

2 comentarios:

Farency dijo...

Hola, esto... con que gente más rara te ajuntas, no se muy bien de que va la historia, pero me estaba dando miedo, la bella rubia eres tu? no sabía ese lado femenino tuyo xD, espero estar acertando en algo jeje. Lo prometido es deuda y aunque haya pasado bastante tiempo, aqui estoy, pasandome por tu página y dejando un comentario. Un saludo guapetón! Como creo que no puedo poner mi nick... Soy Farency, o si que puedo? :P

Mari dijo...

eres muy muy malo!!!!!!!!!!!!!!!!!!